La covid planeaba ayer sobre el Auditori del Fòrum CCIB. Los asistentes a la gala de los XIII Premios Gaudí tuvieron que pasar pruebas PCR antes de comenzar. A la ceremonia, que se adelantó a las 18:45 horas por el toque de queda, solo pudieron acudir 700 invitados, el 30% del aforo del auditorio del Fòrum del CCIB. Todos cumplieron con las medidas de seguridad sanitarias estipuladas. Entre los presentes, el vicepresidente en funciones de presidente de la Generalitat, Pere Aragonès; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la presidenta del Parlament, Laura Borràs, o la consejera de Cultura de la Generalitat, Àngels Ponsa.

Fuente: ElPais.es