Inicio

Compromiso Medioambiental

 

Cuando se construyó el CCIB, dentro del proyecto de renovación de la zona urbana del nuevo Front Marítim de Barcelona, se tuvieron en cuenta cuatro puntos básicos de estrategia ambiental:

 

  • La integración paisajística

  • La gestión del agua

  • La gestión energética

  • La gestión de residuos

 

Tanto los urbanistas como los arquitectos que recibieron el encargo de construir los dos edificios del CCIB (el Centro de Convenciones y el Auditori Fòrum),  tuvieron muy en cuenta estos puntos en aspectos externos y también de estructura interna. Y lo consiguieron, con soluciones arquitectónicas realmente innovadoras.

 

Sin embargo, una vez inaugurado el CCIB como espacio de celebración de congresos y eventos de todo tipo, este 'equipaje' sostenible de origen debía proyectarse también en la gestión cotidiana del Centro. Este reto podía tener un alcance más o menos ambicioso, en muchos ámbitos posibles, y nosotros decidimos focalizarlo en cuatro grandes políticas muy concretas:

 

  1. Eficiencia energética

  2. Reciclaje

  3. Compensación de emisiones de CO2

  4. Certificación y estandarización de procesos

 

 

POLÍTICA DE EFICIENCIA ENERGÉTICA


En el CCIB llevamos a cabo diariamente la medición de la energía y recursos que consumimos, con el objetivo de mantener un consumo tan razonable como sea posible y minimizar posibles derroches en aspectos como, por ejemplo, fugas de agua en grifería, alumbrado de zonas no utilizadas en ese momento o escaleras mecánicas en actividad cuando no son realmente necesarias.

 

 

POLÍTICA DE RECICLAJE

 

A parte de la selección masiva de residuos tras el desmontaje de un gran evento, en el CCIB también quisimos descender en nuestra gestión hasta un nivel de 'sostenibilidad individual'. Así, todas las zonas comunes del CCIB disponen hoy de baterías de papeleras con tapas de distinto color para que cualquier asistente a nuestros eventos o cualquier miembro de nuestro equipo pueda dejar fácilmente cada residuo en su papelera correspondiente: papel, plástico, vidrio, orgánico, metal y basura. Esto facilita el traslado de los residuos a la planta de transferencia temporal de nuestro muelle, una planta pionera en la península ibérica, que clasifica los residuos más allá de lo meramente establecido por la normativa municipal, y lo deja listo para su expedición exterior. El CCIB confía para este último paso en Foment del Reciclatge, una empresa local reconocida por su experiencia e innovación en recogida, selección y reducción de residuos.

 

 

COMPENSACIÓN DE EMISIONES DE CO2

 

 

El CCIB es pionero en el cálculo de la huella de carbono derivada de su propia actividad, que entiende como ejercicio imprescindible para luchar, con las herramientas disponibles hoy en día, contra el cambio climático que afecta a nuestro planeta.

 

Las emisiones se compensan totalmente mediante la compra de créditos de carbono (CER) en distintos proyectos bajo los estándares de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC). El objetivo de estos proyectos procura ser siempre la sustitución de combustibles fósiles por energías limpias.

 

En este link puede ver el último proyecto en el que hemos participado, en 2016, para compensar nuestra actividad de 2015. Se llama proyecto "AY-YILDIZ Wind Power Project", y situado en Turquía, está basado en la generación de energía eólica.

 

Pero el CCIB no quería quedarse en este estadio y compensar únicamente el impacto propio, y es así que desde 2009 pone a disposición de todos sus clientes un sistema voluntario de compensación de emisiones de cada evento en particular.

 

En 2012 se perfeccionó este sistema, de modo que fuera un proceso más simple, con proyectos mejor alineados con nuestra actividad sectorial, y de manera especial, complementándolo con acciones comunicacionales posteriores que aporten valor a la marca de nuestros clientes, colaborando en la difusión de su actitud sostenible.

 

Contacte con nuestro equipo de asesores para saber más sobre cómo convertir su evento en una excelente oportunidad de innovación y diferenciación.

 

 

CERTIFICACIÓN Y ESTANDARIZACIÓN DE PROCESOS

 

En el CCIB tenemos establecido y certificado el sistema de gestión ambiental según los criterios ISO 14001:2004 y el reglamento Eco Management and Audit Scheme - EMAS.

 

Acreditamos ya una buena trayectoria en el uso de estas metodologías, aspecto que se pone de manifiesto con la obtención en abril de 2011 del registro sobre el nuevo reglamento EMAS III, que incluye una serie de exigencias adicionales a los reglamentos anteriores, especialmente en materia de aspectos ambientales indirectos y de participación activa de los trabajadores.

 

 

COMPROMISO DE FUTURO

 

A pesar del buen comportamiento de los indicadores mencionados, las mejoras ya conseguidas y la creciente implicación de nuestros clientes, el objetivo del CCIB sigue siendo minimizar la generación de residuos, promover el ahorro de consumo energético y favorecer la mitigación del cambio climático a nivel global.

 

Para ello, en el marco de nuestro sistema de gestión integralmente responsable, seguimos concentrados en la aplicación de medidas de mejora ambiental, fomentando la búsqueda y el impulso de nuevos procesos operativos que tiendan a minimizar la huella ecológica de las actividades que desarrollamos.